Escuelas sin zapatos


Rosa María Torres
Foto: Rosa María Torres

Esta es una imagen conocida del sistema escolar finlandés: los zapatos afuera y los niños - y profesores - adentro, en calcetines (medias). Fue un placer verlo en mi visita de estudio en Finlandia.

He visitado escuelas en países en los que dejar los zapatos a la entrada también es parte de la cultura (Japón, Bangladesh, China), pero ésta es la primera vez que tuve oportunidad de verlo en detalle y conversar al respecto con alumnos y profesores.

Entrada a la escuela Lo primero que hacen los alumnos al llegar es sacarse los zapatos. Percheros para los abrigos y estanterías para los zapatos - a la entrada de la escuela y de cada aula - son parte del paisaje escolar, y ocupan bastante espacio, por cierto.

Dentro de la escuela Los alumnos están sin zapatos en el aula de clase y, por lo que ví, se desplazan sin zapatos dentro de la escuela: en los corredores, en la biblioteca, en el comedor.

Recreo Los recreos son largos aquí, como se sabe. Se estimula a los alumnos a salir afuera, a jugar en el jardín o en el patio, lo cual implica un operativo mayor desde el punto de vista del calzado: en dos escuelas pude observar el trajín que implica calzarse y descalzarse al inicio y al fin del recreo, y el trabajo del personal encargado de supervisar el operativo. Yo estuve en otoño; pude imaginar lo que será todo esto en época de invierno, nieve incluida.

Salida de la escuela La rutina de calzarse se repite al salir. Dado que los horarios de entrada y salida pueden y suelen variar de acuerdo a la edad de los alumnos, esto implica vigilancia también en distintos horarios. No obstante, en general, los alumnos se mueven de manera autónoma, como en todo lo demás.

Visitantes Nadie me pidió que me descalzara al entrar. Al verme extraña y dubitativa, un par de alumnos se me acercó y me indicó que, si deseaba, podía colocarme las 'pantuflas' azules, desechables, apiladas en la esquina. Lo hice. Adentro, encontré que varios profesores las usaban.

El espectáculo invita a fotografiar. Campea el desorden: zapatos, mochilas, abrigos, desparramados. Alegra y llena la vista un mar de calcetines de colores y diseños vistosos que caminan, saltan y se sientan por todo lado, a ras del suelo, en sillas y mesas, en gradas y ventanas.

No se trata de una 'innovación escolar', como algún despistado podría creer. Los zapatos no entran a las escuelas porque tampoco entran a las casas; dejar los zapatos afuera es parte de la cultura finlandesa. La escuela es, en este sentido, una continuidad del hogar. Higiene, por un lado; confort, por otro. Y la exigencia constante, obviamente, de mantener el piso limpio.

Qué pasaría si en la escuela te pidieran usar zapatos, le pregunté a una niña.
- "No sería posible", me contestó. No concibe la posibilidad.

Sabes que en otros países los niños usan zapatos en la escuela, le pregunté a continuación.
- "Aggg, qué sucio", fue su comentario.
- "Tal vez tienen los calcetines rotos", agregó un niño, provocando sonoras carcajadas de los demás.

Lo cierto es que la ausencia de zapatos es parte del buen clima de aprendizaje en las escuelas y aulas finlandesas. Mientras millones de niños y niñas pobres en el mundo llegan descalzos a la escuela, o se les impide el acceso porque la burocracia considera que los zapatos son objeto imprescindible para escolarizarse, los niños finlandeses se deshacen de ellos para poder entrar, para sentirse cómodos y para aprender mejor.

En una sociedad en la que sacarse los zapatos al entrar a la casa o a la escuela no es parte de la cultura, ¿crees que es posible introducir esto - en el aula, en el espacio de lectura, en la clase de música, etc. - en alguna escuela o programa? ¿Dónde y con quiénes crees que podría funcionar, dónde y con quiénes no? ¿Cómo habría que hacerlo?

Textos relacionados en este blog

Zapatos para ir a la escuela

On education in Finland
| Sobre la educación en Finlandia
Visita de estudio en Finlandia | Finland study visit
- Conversando bajo la lluvia
- Timo y Giorgio
- Finlandia: Tecnologías en escuelas y bibliotecas
- Dos malentendidos sobre la educación en Finlandia

Timo y Giorgio

Rosa María Torres



Timo


Timo es un joven finlandés que viaja, como yo, a Helsinki. La conversa se instala mientras esperamos el vuelo en el aeropuerto de Amsterdam.

Me pregunta la razón de mi viaje. Le digo que voy en visita de estudio, atraída por la educación finlandesa. Le pregunto qué opina de la educación en Finlandia, y me cuenta su historia.

Tiene 26 años. Vino a Holanda por trabajo, tres días. Trabaja en una empresa en Helsinki. Está contento con su trabajo. Es Ingeniero Químico, graduado en la Universidad de Helsinki.

Viene de una familia rural. Nació en un pequeño pueblo (no escuché bien y no pude anotar el nombre). Estudió ahí toda la educación básica (9 años). Tiene muy buenos recuerdos de su escuela. Los profesores le enseñaron bien, se empeñaban en que todos los alumnos aprendieran, que nadie se quedara atrás.

A fin de que pudiera continuar sus estudios, su familia decidió mudarse a una ciudad cercana. Sus padres iban y venían en el día. Fue una movida mayor y un gran esfuerzo para ellos. Poco después, sus padres se separaron.

Allí terminó el colegio. Luego se fue a Helsinki. Es el primero en su familia que fue a la universidad.

Le gusta leer. Aunque ahora que trabaja lee menos que cuando era estudiante. Lo ve como un problema y una pérdida.

Todo el inglés que sabe lo aprendió en Finlandia. Se maneja en inglés estupendamente. Además de finlandés, en su casa se habló siempre sueco.

Se lleva bien con sus padres y hermanos. Les va a visitar siempre que puede. Disfruta mucho de las reuniones familiares.

Solo ve cosas buenas en su futuro. Imagina que en diez años estará en un trabajo mejor. No piensa casarse por ahora. Seguramente lo hará despues de cumplir los 30. Quiere tener su propia familia, hijos. Le gustaría tener dos.


Giorgio

Con Giorgio nos conocemos en el avión. Somos compañeros de asiento.

El vuelo dura dos horas y media. La conversación se cuela a propósito del desayuno que no llega. Ambos estamos muertos de hambre.

Giorgio es de Giorgia y también tiene 26 años.

Habla español perfectamente. Está radicado en España con su familia desde hace más de diez años. Viven en Murcia.

No fue muy buen alumno en el colegio pero entró ilusionado a la universidad. Quería estudiar algo relacionado con la ecología, no sabía muy bien qué. Quería "cambiar el mundo".

A mitad de carrera decidió cambiarse a otra. Lleva dos años en ésta y está desencantado, pensando en dejar definitivamente el estudio. Cree que "un profesor con luz" podría haberle retenido y re-entusiasmado.

Quiere irse a trabajar en buceo, en algún lugar del mundo. Ya hizo un contacto, en Asia, y piensa ir a explorar.

Va a Finlandia a encontrarse con su novia, quien está haciendo allí una pasantía por seis meses. Ella está contenta, quiere que él vaya, pero él ya está decidido. En este viaje se despedirán.


***

En el aeropuerto, en Helsinki, veo a Giorgio y a su novia encontrarse, emocionados. 
Timo, muy gentil, se acerca a ayudarme con la maleta. Me desea suerte y se despide. (Se me olvida pedirle que me repita el nombre de su pueblo).

Así, con estas historias personalísimas de dos jóvenes europeos de 26 años, llego a Finlandia.
Jóvenes e historias que me dejan mucho para pensar. Perfecto preámbulo para esta visita.


Textos relacionados en este blog
On education in Finland | Sobre la educación en Finlandia  
Visita de estudio en Finlandia | Finland study visit
- Conversando bajo la lluvia | Talking in the rain
- Preguntas sobre la educación finlandesa
- Escuelas sin zapatos
- Dos malentendidos sobre la educación en Finlandia
- Confianza: Palabra clave en Finlandia

Conversando bajo la lluvia | Talking in the rain


Fotos: Rosa María Torres

Es Día del Padre en Finlandia. Domingo frío, lluvioso, gris. No ha parado de llover desde ayer.

No dan ganas de salir pero decido ir a comprar leche y pan para desayunar.

En el parquecito de la esquina por el que paso todos los días encuentro a dos personas mayores sentadas a la mesa, conversando bajo la lluvia. El lleva un bastón. Ella, un chal sobre los hombros. Ninguno tiene paraguas. 

Me acerco a preguntarles si el kiosko abre hoy y empieza, así nomás, la conversación.

Ambos pueden manejarse bien en inglés.

- "Come, sit with us", me dice ella. Y se corre para hacerme un lugar en la banca.

Me siento. Me bajo la capucha del abrigo, para no desentonar, dispuesta a mojarme también.


Me preguntan de dónde soy.

No saben del Ecuador pero sí de Sudamérica, a diferencia de muchas personas con las que he hablado en estos días.

- "I was in Brazil and Argentina long ago", dice ella.

El exhibe sus conocimientos de fútbol, menciona futbolistas argentinos y brasileños, el café de Colombia, las ruinas incaicas de Perú.

¿Estoy en Finlandia por placer o por trabajo?. Ambos. He venido aquí por dos semanas, de visita de estudio. Estoy visitando escuelas y bibliotecas. Ustedes saben que la educación finlandesa es famosa en el mundo, ¿no?.

No, no saben. Saben, sí, que la educación en Finlandia es buena. Antes era otra cosa ...

- "Education in Finland is famous because there are people like us talking in the rain", bromea ella, riendo. El asiente y festeja. Todos nos reímos.

El se pone de pie y abraza el bastón, parodiando una escena de Dancing in the Rain.

¿Ustedes son pareja o amigos?

- "We met here today, five minutes before you arrived", explica él.

Empieza a llover más fuerte. Estamos empapados.

Ella se levanta, dice que ya se va. El se levanta, dice que también. Nos despedimos, alegremente.

Les veo irse caminando en direcciones distintas. Ella desaparece por el graderío. El, por la callecita empinada. 

Al día siguiente me entero que ahí, en las inmediaciones del parquecito, hay dos casas de ancianos. Una al pie de las gradas; otra bajando la cuesta. 

Preguntas sobre la educación finlandesa


Rosa María Torres
(en proceso)

En octubre-noviembre 2015 hice una visita de estudio en Finlandia. Durante dos semanas visité  escuelas y bibliotecas. En los preparativos del viaje, a través de Twitter pregunté a mis seguidores: ¿qué les gustaría saber?, ¿qué les gustaría que preguntara? Abajo, los mensajes recibidos. Tengo respuestas (o un primer nivel de respuesta) para varias de las preguntas; me falta investigar sobre otras. Seguiré contestándolas de a poco. Quienes quieran aportar otras preguntas o bien respuestas a preguntas específicas, son bienvenidos.


Guayaquil, Ecuador
Describir una clase en una escuela pública promedio. Buen viaje y gracias.

Ver mis reportajes:
» El relajo del aprendizaje y la buena pedagogía
mecanismos de participación de usuarixs de las bibliotecas en la gestión

No observé ni pregunté sobre este aspecto en mis visitas a bibliotecas.

¿hay una verdadera educación inclusiva? ¿cómo es la atención a estudiantes con discapacidad?

En Finlandia se llama 'educación inclusiva' a la que integra a todos, no solo a las personas con discapacidad. Estas últimas están integradas al sistema escolar regular, participan en las clases con los demás alumnos. Pero, además, tienen espacios y grupos aparte - dentro de la misma escuela - que están a cargo de profesores especializados.

Pude observar ambas situaciones: los alumnos integrados a las aulas regulares, y los grupos especiales. Conversé con los profesores. Hay mucho profesor joven, recién graduado, trabajando al frente de estos grupos, a menudo con apoyo de un profesor tutor. No observé discriminación escolar haca estos alumnos, pero esto es muy difícil de identificar en una sola visita.

como son las mallas curriculares en las escuelas para comparar con las nuestras,y por supuesto mejorar...buen viaje

Hay una reforma curricular de la educación básica que entrará en vigencia en agosto 2016.

¿Qué tanta diferencia (%) existe entre la remuneración de los docentes y la de otras profesiones?

¿Qué tanto apoyan su enseñanza en el uso de la tecnología en los diferentes niveles?

Los profesores han incorporado las tecnologías a la enseñanza, desde los primeros grados. No solo los más jóvenes sino profesores de todas las edades. Ví situaciones maravillosas al respecto. Poco despliegue tecnológico; mucho uso creativo de tecnologías simples y de bajo costo.

Finlandia está constantemente avanzando y revisando el uso de las TIC en la enseñanza y en las aulas. Hay crítica y autocrítica sobre lo que ha venido haciéndose, y gran espíritu de aprendizaje y renovación entre los profesores. Todo parece estar en permanente exploración y cambio.

Una encuesta realizada por el sindicato docente (Trade Union of Education OAJ) reveló que 40% de los profesores de primaria en escuelas de Helsinki no cuentan con los equipos necesarios para enseñar, especialmente de cara al futuro nuevo currículo (que propone un mayor uso de las tecnologías). Muchos deben llevar a la escuela sus propias laptops, tablets, etc. En educación pre-escolar la situación es más acentuada aún: 14%. Los colegios secundarios están mucho mejor equipados en este aspecto.

Ver mi reportaje: Finlandia: Tecnologías en escuelas y bibliotecas 

si hay modelos como los de las escuelas del milenio, y cuál es el mecanismo para entrar a la Universidad

La mayoría de construcciones escolares tienen más de 20 años ero están bien conservadas, hay mantenimiento permanente. Crecientemente, hay nuevas construcciones escolares, algunas muy modernas, a cargo de empresas especializadas en arquitectura e infraestructura educativa. Son mucho más innovadoras y modernas que las Unidades Educativas de Milenio en el Ecuador.

Finlandia no apunta al megaplantel con miles de alumnos y dos jornadas, como es el caso de las UEM en el Ecuador.

En cuanto al ingreso a la universidad, el mecanismo de selección es una prueba de admisión.

¿cómo funciona la educación técnica en Finlandia?

Me gustaría que preguntara que lineamiento pedagogico siguen, constructivismo, etc. Gracias

Puedes preguntar en %PBI para , si tiene legislacion que sostenga ello y como se distribuye, destinos

Finlandia destina el 11% de su gasto público a educación (en los países de la OCDE el promedio es 12%). Y el 6.1% de su PIB (uno de los más altos). El gasto en educación se ha estabilizado a partir de 2010.

La participación privada es mínima: 1% en los tramos por debajo de la educación superior y 4% en educación superior (el porcentaje más bajo entre los países para los cuales hay información).

El gasto anual por alumno, desde pre-escolar hasta educación superior, es de USD 11.030, por encima del promedio de la OCDE (USD 10.220). (OECD, Education at a Glance 2015. Ver gráfico abajo).

Hay actualmente mucha presión por reducir costos en el sector educación, entre otros aumentando el número de alumnos por clase (el sindicato docente recomienda no más de 18 alumnos en primer grado y no más de 20 en segundo grado).


si la infraestructura educativa es estandarizada

Las construcciones escolares no son estandarizadas. Hay gran variedad en cuanto a diseños, tamaños, etc. Hay instituciones educativas que tienen construcciones de más de 20 años, en buen estado; siempre están reparándolas y manteniéndolas (en particular, me mencionaron problemas de humedad, relacionados sobre todo con los cambios drásticos de temperatura a lo largo del año y la larga duración del invierno).

Nuevas construcciones escolares vienen apareciendo en los últimos años, con diseños modernos, a cargo de empresas constructoras que vienen especializándose en el campo de la educación y a raíz del "boom" de PISA y el reconocimiento mundial de la educación finlandesa.
la estructura remunerativa y "career path" de los maestros nivel básico y secundario.

Los profesores en Finlandia ganan menos de lo que usualmente se cree. Ganan 5 puntos porcentuales menos que el promedio en los países de la OCDE (73% contra 78%).

Los que trabajan en pre-escolar están especialmente mal remunerados en comparación con el resto de Europa.

Los profesores de primaria y secundaria comienzan con salarios más altos que el promedio en los países de la OCDE, pero a medida que avanzan en años de trabajo esa diferencia se achica y se ubica por debajo del promedio de la OCDE, especialmente entre los profesores de primaria (USD 42.083 versus USD 48.706). En mis visitas a escuelas y bibliotecas encontré maestras y bibliotecarias que me dijeron estar inconformes con sus salarios.



¿Hay escolares y colegiales no institucionales? educados en casa

No pregunté al respecto. Exploraré.
Cómo manejan la cuestión de las tareas escolares y los famosos "exámenes".

Hay muy pocas tareas. A menudo se hacen en la propia escuela o colegio, o bien en bibliotecas. No hay normas al respecto. Las escuelas y los profesores tienen mucha autonomía en muchos asuntos, el de las tareas escolares uno de ellos.

Hay pocos exámenes a lo largo de la trayectoria escolar. El más importante es el del fin de la enseñanza secundaria. Finlandia rehuye las pruebas estandarizadas.

Los profesores evalúan a sus alumnos durante el año en base a su propio criterio y mediante pruebas que elaboran ellos mismos.

Planteles escolares que ofrecen enseñanza de otras lenguas (inglés, alemán, francés) en la ciudad de Tampere han empezado a exigir un examen de idiomas a los niños que pasan a primer grado, lo cual es criticado por especialistas.

Ver mi reportaje: Hacer deberes en la biblioteca

Valladolid, Castilla y León, España
cómo es la participacion de las familias en el aula si se da? muchas gracias

No ví ni pregunté sobre este aspecto.


Integración al sistema educativo de niños migrantes

Se viene haciendo cada vez más, no sin dificultades, a raíz de la recepción de nuevos migrantes en el país.

España.
sobre el tema intercultural y los "problemas" que genera en el rendimiento en Finlandia. ¿Hay mucha inmigración? 

La recepción de migrantes ha incrementando notablemente en los últimos meses. Se han diseñado políticas y medidas para integrar del mejor modo a los niños migrantes a las escuelas.

México
¿Qué motiva a estudiantes a aprender idiomas en escuelas? ¿Como se actualizan maestros en activo?


En el sistema escolar se enseñan los dos idiomas oficiales del país: finlandés y sueco. Además, se enseñan otros idiomas como segunda lengua (inglés, francés, ruso, alemán, español, etc.).
La principal motivación a aprender otros idiomas proviene del hecho de que Finlandia es un país pequeño (5 millones y medio de habitantes), rodeado de países que hablan otras lenguas. Crecientemente, además, de la presencia de visitantes internacionales al país y de la mayor apertura de Finlandia al mundo exterior.  

Tengo pendiente aún escribir un reportaje sobre la enseñanza de lenguas en Finlandia.

Para saber más

Education at a Glance 2015: OECD Indicators - Finland




Textos relacionados en este blog

FINLANDIA

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...